Cada vez se habla más sobre los espacios de trabajo colaborativo, y a continuación hablaremos de las ventajas que aportan.

 

 

 

 

1. Compartir tu espacio de trabajo con otros profesionales que emprenden por sí mismos día tras día, te ayudará a mantenerte concentrado en tus objetivos y seguir adelante.

2. Otro beneficio de compartir tu espacio con otras personas es la comunicación; hablar, comentar o pedir opinión puede inspirarte para tener nuevas ideas.

3. Siempre va a ser positivo conocer profesionales, sean del ámbito que sean ayuda a ampliar tu red de contactos.

4. Esta modalidad de trabajar, te permite decidir cuanto tiempo pasas con la familia, trabajando, o haciendo lo que quieras, eres tu propio jefe y tienes la flexibilidad que quieras.

5. Significa un ahorro, no tienes coste de luz, agua, internet, y normalmente tienes acceso a una sala de reuniones, y diferentes espacios, en comparación con mantener un despacho individual, es una gran ventaja.

6. Quizá no todos, pero muchos de estos espacios disfrutan de eventos para acerarte a nuevos profesionales y establecer nuevas relaciones.

7. De cara al cliente, mejora tu imagen al poder decir, pásate por mi oficina, y llevarlo a una zona de reuniones.

8. Puedes no solo conocer personas, sino encontrar socios, desarrollar proyectos con tus compañeros, crear startups, etc…

9. Compartir el trabajo día a día con diferentes profesionales te ayuda a conocer las últimas tendencias, no importa de que campo, siempre está bien estar al corriente.

10. Aleja el sentimiento de soledad, trabajar desde casa puede ser rentable y cómodo pero acabará por aislarte y tu rendimiento bajará, en un coworking, a menos de que lo evites, te relacionarás con muchas personas.

11. Y por último, di adios a ese clima de seriedad, formalidad y tonos grises de oficina, en los coworkings (no todos), se acostumbra a tener un aire, un clima bastante más relajado, no confundir con que se trabaje menos.